El que cree en mí

July 15, 2015

Hermosa expresión del Señor expresada cuatro veces en el libro de Juan:
  • De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna (Jn 6:47).
  • El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva (Jn 7:38).
  • Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá (Jn 11:25).
  • Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; (Jn 12:44)

Una Salvación Tan Grande

July 13, 2015

Introducción1
Existen cuatro términos teológicos que distinguen a nuestra denominación. Podemos decir que nuestra iglesia es ortodoxa—porque abraza los credos esenciales del cristianismo; es protestante—porque adhiere al movimiento iniciado por Martin Lutero; es evangélica—porque promueve el cumplimiento de la gran comisión en el espíritu del gran mandamiento; y pone énfasis en la santidad del creyente.

Perseguidos por Causa de la Justicia

April 26, 2015

Mateo 5:10 nos dice: Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.[1]

En este pasaje Jesús declara la octava característica que un hombre feliz debe poseer. Un hombre que anda en busca de felicidad de largo plazo—aquella que trasciende más allá de nuestra vida terrenal—es aquel que soporta persecución por causa de la justicia. Justicia es conformidad a la voluntad de Dios como aspiración última; lo cual es mucho más elevado de lo que entendemos desde el punto de vista terrenal. En general, observamos que existen tres niveles de justicia: (1) Injusticia total: mal por bien, (2) Justicia por leyes civiles, o justicia humana: mal por mal, bien por bien, y (3) La justicia de Dios: bien por mal.